Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,


Inauguramos esta sección en el blog Innovias como prometimos. Una sección en la que diferentes novias nos contarán cómo organizaron su boda con todo lujo de detalles, con la intención de aportar ideas nuevas a futuras novias . Hoy una novia Innovias nos explica cómo organizar una boda sencilla en el campo sin que suponga un gasto excesivo. Empezamos por alquilar el vestido de novia.

En Madrid cargué el coche de mi cuñada con todo lo necesario para el convite campestre, chorizo, lomo, jamón, bebidas…Había encargado a un pastor que nos hiciera una típica caldereta de cordero segoviana e Isabel una encantadora catalana que regenta el único bar del pueblo se encargó de las tortillas de patata y las empanadas. Para acompañar hicimos unas ensaladas y de postre diferentes tartas, dulces de Arrese, la pastelería de mi abuela y fruta. Dispusimos fajos de paja por el jardín con almohadones para que los invitados pudieran sentarse, como tampoco teníamos sillas suficientes  todos los invitados, los vecinos del pueblo participaron prestándonos su mobiliario, vajillas, manteles…fue todo un trabajo de equipo gracias a la ayuda de los habitantes de Cañicosa a los que estoy profundamente agradecida por su generosidad y simpatía, pues compartimos el día con ellos y se creó un vínculo que aún perdura.

Luz y calor

Pensando en la noche llenamos unas bolsas de papel con tierra y una vela para iluminar la piscina y no tener ningún accidente nocturno, que con las copas ya se sabe.
El día anterior habíamos ido recopilando bidones grandes abandonados por la zona y compramos leña para hacer fuego en su interior cuando bajara la temperatura.

Para cuando llegue la noche

Preparando la caldereta de cordero

Los niños de la familia fueron desinteresados camareros…a los que les dimos una propina al finalizar la velada

Bajo estas líneas el jefe de camareros, el pequeño chef de la casa

La comida la presentamos en cestas y bandejas. Excepto las bebidas que nos las dispensaban los niños el resto era auto servicio

La comida estaba dispuesta sobre la mesa de tal manera que los invitados se iban sirviendo lo que querían

¿ Una boda pasada por agua?

Los invitados no dudaron en darse un chapuzón al son de la música siciliana

Boda informal. Que cada uno venga como se sienta más cómodo

El novio y la novia

Como el vestido era muy sencillo y corto llevé un ramo acorde de calas y lilas que me hizo mi cuñada

Entrada la tarde me puse mi vestido Innovias, un vestido largo con motivos florales.


Espero haber conseguido daros alguna idea sobre cómo festejar una boda en el campo sin tirar la casa por la ventana de una forma sencilla pero con todo el corazón. Las horas pasaron rápido, Ismael, uno de los vecinos del pueblo ofreció sus casas rurales a los invitados que decidieron no volver a Madrid a última hora, una vez más la generosidad de Cañicosa hizo que todo fuera perfecto. también me gustaría agradecer a Innovias tanto el servicio y la calidad como el trato y la efectividad a la hora de arreglarme el vestido. si pensáis en casaros, os recomiendo con sinceridad que lo hagáis vestidas de Innovias.

Guillermina Royo-Villanova para Innovias, alquiler de vestidos de novia.

Anuncios